web
stats
Lunes a Viernes de 05:45 a 10:00
BLOG: Red AM
Red AM
Red AM
1110 AM
Junio 30, 2016

Avistan en Brasil loro azul; quince años después de su desaparición
Publicado: Junio 30, 2016

Un pequeño loro azul (como el del célebre dibujo animado “Rio”), del que quedan tan solo 130 especímenes en el mundo en cautiverio, fue visto recientemente en el estado brasileño de Bahía, luego de quince años de su desaparición del noreste del país.

“Es una muy buena noticia pero el misterio es total”, declaró la AFP Pedro Develey, director de la Sociedad de Conservación de Aves de Brasil (SAVE).

“El origen de este ‘Ararinha Azul’ o Cyanopsitta spixii, que es su nombre científico, es incierto. Tal vez era mantenido en cautiverio sin autorización y su propietario lo soltó para evitar problemas”, precisó Develey.

El loro azul fue grabado en video la semana pasada por campesinos de Curaça, en el estado de Bahía (noreste), que trabajan en el proyecto “Ararinha en la naturaleza”, que busca reintroducir esta especie al hábitat natural, en asociación con SAVE Brasil.

Blog_20160626_Redam_LoroAzul

“Por suerte lo grabaron porque nadie lo habría creído. Se reconoce bien su canto característico”, subrayó Develey, que fue al lugar pero “no vio” al pequeño loro.

En septiembre de 2000, el último pequeño loro azul que vivía en libertad en el planeta había desaparecido de su hábitat, la zona semiárida de Curaça, probablemente capturado o muerto por traficantes de aves.

La mayoría de los 130 ejemplares de la ‘ararinha azul’ criados en cautiverio está en Catar, ya que solo hay 12 en Brasil.

Aunque “la especie contará (en el futuro) con al menos 150 especímenes en el mundo” y “la fase de reintroducción en la naturaleza comenzará”, resaltó Develey.

En marzo de 2015, una pareja de estos pequeños loros llegó a Alemania con el fin de relanzar la especie.

A finales de diciembre de 2014, el instituto brasileño Chico Mendes (ICMbio) anunció el nacimiento “por primera vez en 14 años” de dos loros azules en un centro científico de cría en Sao Paulo.

¡COMPÁRTELO!