web
stats
Lunes a Viernes de 23:00 a 01:00
BLOG: La Red con Jesús Escobar
Jesús Escobar
Jesús Escobar
Conductor de espacios informativos
Agosto 24, 2015

De casas y casos
Publicado: Agosto 24, 2015

Después de escuchar, leer y observar la conferencia de Virgilio Andrade, secretario de la Función pública, donde trata de convencernos de que no hubo conflicto de interés en el tema de las casas y grupo HIGA, me queda claro que este Gobierno no le interesa en lo mínimo rescatar ni un ápice de su credibilidad.

Fue lastimoso observar a un hombre que hasta hace poco gozaba de respeto en el medio dando pormenores de lo que todos sabíamos, justificando lo que sólo tiene una justificación, la corrupción y el compadrazgo en la acción de gobierno, sé que no es nada nuevo, pero lo que viene a complicarlo todo es el niel de cinismo o desvergüenza como operan.

Tardaron 8 meses en una investigación, donde no nos explican si los beneficios que gozaron EPN, Angélica Rivera y Luis Videgaray, son para todos, nos dicen no hubo orden para que se asignaran obras a cambio de las casas, señor Andrade de verdad cree que somos tontos, obvio que ninguno de los funcionarios que entrevistó le va a decir, si fíjese que el presidente o el secretario me dijeron échale la mano a mi cuate. Que cuando las adquirieron ya no eran funcionarios, cierto pero si coordinadores de campaña señor Andrade.

De verdad señor presidente tendrá la cara de sentirse tranquilo con una explicación de esta naturaleza, es como cuando Kawashi arregla sus peleas y termina festejando como si no supiera que el otro no le iba a ser nada. Tratan de limpiarle el rostro a un candidato presidencial que lo mejor que hubiera podido hacer es quedarse callado.

Cierta hay que cambiar la Ley de servidores públicos, que permite tanta ambigüedad, cinismo, burla de parte de estos grupos. El problema es que los encargados de cambiarla, de hacerla más dura, son los mismos que se benefician de su laicidad. Viven en un auto-engaño que ya rebasa la salud mental.

Este caso le ha salido muy barato a EPN, en un país parlamentario con partidos opositores de verdad, esto ya hubiera generado un voto de censura en el Parlamento en contra del primer ministro, la solicitud de disolver el gobierno y el llamado a nuevas elecciones.

En un país presidencial como Estados Unidos, el Congreso ya hubiera comenzado la acusación pública en contra del Presidente para removerlo del cargo. En México, sin embargo, no hay las condiciones para que el Poder Legislativo juzgue al presidente Peña Nieto porque nuestra Constitución no considera al jefe del Ejecutivo dentro de la lista de servidores públicos sujetos a este procedimiento, solamente podrá ser procesado “por traición a la patria y delitos graves del orden común”. Hay un libro del Maestro Luis Spota que se titula Sobre la Marcha, en donde le ofrecen al candidato un terreno, este se niega rotundamente, pero después les pide que lo donen para realizar obras, que obvio a la postre solo le beneficiaran a él y su familia, pero presume de honradez y que él no recibe nada, es decir nada ha cambiado a pesar de los años, ni cambiara.

Uno de los papeles más lamentables lo jugó la oposición del PAN y PRD, ni criticaron al gobierno ni exigieron una comisión especial en el Congreso para averiguar lo sucedido. En este sentido, nuestra democracia fracasó: no funcionó el sistema de pesos y contrapesos para controlar los abusos del poder.  ¿Harán ellos mismos sus propias indagaciones? Si no lo hacen, la estrategia gubernamental diseñada para el olvido de los escándalos de las casas tendrá una mayor oportunidad de funcionar.

Los medios son otro actor de contrapeso para castigar presuntos abusos del poder en toda democracia liberal. Aquí la reacción mediática frente a las casas fue escasa. Una vez que Aristegui Noticias dio a conocer lo de la Casa Blanca de Peña, la prensa nacional fue muy condescendiente con el gobierno.

Por cierto, cuando el presidente Peña le ordenó al secretario “Andradeindagar” si hubo conflicto de interés en lo de las casas, le pidió “convocar a un panel de expertos para que evalúen esa investigación”. Vamos a ver si cumplen. Si efectivamente convocan a expertos independientes o a más cuates.

TE PUEDE INTERESAR
¡COMPÁRTELO!