web
stats
Lunes a Viernes de 23:00 a 01:00
BLOG: La Red con Carlos Castellanos
Carlos Castellanos
Carlos Castellanos
Periodista, reportero y conductor de noticias
Noviembre 5, 2015

Dos Méxicos: los buenos contra los malos
Publicado: Noviembre 5, 2015

Una vez más la sociedad mexicana muestra que la polarización está en su esencia; en este país hay mexicanos buenos (nosotros) y mexicanos malos (ustedes).

Los pobres son buenos y los ricos son malos; los políticos y los empresarios son malos, los gobernados y los empleados son buenos… o viceversa.

El ex presidente de México Felipe Calderón asistió el fin de semana pasado al autódromo Hermanos Rodríguez para disfrutar del Gran Premio de la Fórmula 1. En redes sociales se difundieron dos videos que sirven como ejemplo para la premisa de este “México Lindo…”: Vivimos en una sociedad polarizada.

Lo que se observa en esos videos es que una vez que el ex presidente Calderón es visto por quienes están en el autódromo de inmediato empiezan a gritarle: “¡Vuelve, Felipe, vuelve…!” En el otro video lo que se escucha son gritos de repudio: “¡Asesino, lárgate!”

Las ovaciones fueron porque hay quienes consideran que hoy estamos peor que antes; los abucheos porque la gente no olvida la violencia que se desató durante su sexenio.

El problema de fondo es muy complejo; pero de entrada es necesario abandonar el maniqueísmo y entender que si bien existe el negro y el blanco, también hay una enorme gama de grises.

Si el panista fue tan bueno durante la administración del país en el sexenio pasado debería reconocérsele; si es responsable del crecimiento de la delincuencia organizada y de la violencia imparable tendría que castigársele. Pero no ocurre ni lo uno ni lo otro. Los mexicanos se conforman con vitorearlo o hacer escarnio de su persona: El camino fácil.

La aprobación que se hizo en la primera sala de la SCJN para que un grupo de ciudadanos tenga derecho a sembrar, cultivar y consumir marihuana por decisión propia también colocó en lados opuestos a la ciudadanía.

Sin embargo considere que los que van a consumir marihuana a raíz de lo aprobado en la SCJN ya lo hacían… y no quiere decir que con esta decisión ahora todos deban fumarla.

Así es la vida, una serie de decisiones que dependen de uno mismo… Todos debemos ser libres de elegir en todos los aspectos que tienen que ver con nuestra vida, nuestros gustos y aspiraciones “personales”, y siempre con respeto y sin afectación para los demás.

Un radioescucha me preguntaba: ¿Usted permitiría que un médico marihuano lo operara? ¿Se subiría usted y su familia en un avión piloteado por un marihuano? Como si la decisión de la Corte obligara a todo mundo a fumar marihuana: Una vez más el camino fácil, en este caso de la generalización y la estigmatización.

Sin embargo, hay que aplaudir que en este país poco a poco se han ido tomando decisiones importantes a favor de las libertades de las personas: el matrimonio entre personas del mismo sexo, la interrupción legal del embarazo antes de las 12 semanas de gestación… La decisión de la corte se suma a estas medidas relevantes para la democracia constitucional mexicana. Son una muestra de madurez.

Hay que seguir creciendo como sociedad, abandonar el paternalismo que nos orilla a creer que todo lo malo es culpa de los otros; en la medida en la que nosotros hagamos lo que tenemos que hacer dentro del marco de la ley, en la misma medida deben surgir las exigencias con nuestros gobernantes para promover castigos a los que lo merecen y reconocimiento a los que se lo ganen. El camino debe llevarnos a terminar con la corrupción y la impunidad en la que se mueven ciertos sectores.

Los pasos deben ser hacia adelante, nunca hacia atrás. En una sociedad en la que estamos acostumbrados a buenos y malos, el llamado debe ser al análisis sin prejuicios, la tolerancia, la responsabilidad, el respeto y, sobre todo, la construcción de un marco legal acorde con una realidad heterogénea y a su aplicación irrebatible.

TE PUEDE INTERESAR
¡COMPÁRTELO!