web
stats
Miércoles de 22:00 a 23:00
BLOG: La Red con Jesús Escobar
Jesús Escobar
Jesús Escobar
Conductor de espacios informativos
Septiembre 5, 2016

Mal Inicia la Semana para quien ahorcan el lunes
Publicado: Septiembre 5, 2016

Fue una triste semana para el presidente Enrique Peña Nieto, el mandatario más impopular de los últimos 30 años. Dos hechos marcaron los 7 días de furia, la visita del polémico y fascista candidato republicano Donald Trump y el encuentro con los jóvenes tras el 4 informe de gobierno.

En el primer caso, pasamos de la sorpresa a la indignación a la impotencia, al ver como el gobierno priista daba trato de jefe de estado al magnate que ha tachado a los mexicanos de criminales, violadores y responsables de los males de su nación.

Las preguntas se multiplicaron ¿Por qué lo invito? ¿Por qué presto los pinos para re-lanzar su campaña?, ¿Por qué en ese momento, cuando lo que vendría días después sería el Cuarto Informe de Gobierno, que al final quedó desdibujado? ¿O por qué en la semana donde Trump pronunciaría su discurso toral sobre su muy antimexicana política de inmigración?

Ya en la conferencia conjunta vimos a un Peña nieto sumiso, débil, sin fuerza, que con palabras tímidas intento defender a los paisanos, que de aquel lado de la frontera sufren de racismo y discriminación por parte de los ignorantes seguidores de este personaje.

Lo peor, lo más indignante, fue cuando Peña dijo que los comentarios Xenófobos, racistas, insultantes, eran malentendidos, perdón, pero aquí no cabe hablar de diplomacia, ni de buenos modales, aquí se escuchó cobarde e inepto nuestro presidente.

Lo del Muro fue un desastre, más allá de las diferencias, el sólo mencionar que hablaron de la logística, es una aceptación implícita a esa posibilidad.

Poco a poco se ha ido sabiendo quienes fueron los responsables de este entuerto. Las miradas se dirigen al hombre fuerte de los Pinos, Luis Videgaray, que según el periodista Carlos Loret, aconsejo a su jefe comprar un seguro antitrump.

Es decir que para el titular de Hacienda las posibilidades de que el republicano gane son muy altas por lo que era mejor desde ahorita tender puentes, acercase. En la lógica federal el encuentro fue un éxito porque el magnate ya sabe la postura de México en temas torales como migración y tratados comerciales. ¿Valió la pena?

Gracias a la descoordinación, la política de comunicación en torno a este encuentro fue un desastre, porque la imagen presidencial quedo por los suelos, no se vio ninguna ganancia, sino todo lo contrario, un gobierno postrado a los tiempos e intereses de un candidato, que además nos desprecia.

Peña Nieto tampoco ha tenido la asesoría adecuada para evitar que sea arrasado por la comunicación política del estadounidense. La maquinaria de la campaña aplastó a la del gobierno. Y fue el priista quien pago las consecuencias.

Bueno hasta el equipo de Hillary Clinton defendió más a peña que sus propios subalternos que no atinaron a decir nada coherente durante 24 horas.

¿Había realmente un sentido de urgencia?, ¿Pensaron que, al hablar del muro, lo legitima? ¿Razonaron la reacción de Hillary Clinton la fuerte candidata demócrata, que, como todos, ve el encuentro como un espaldarazo a su contrincante? ¿Estudiaron el alcance del descredito?

Supongamos que al final la jugada le salga a Videgaray, y que Trump llegue a la casa Blanca, ¿de verdad son tan ingenuos de creer que Trump es de confiar? Cuando un día dice una cosa y al otra una diferente. No es alguien que tenga palabra.

Muchas voces me dicen que es posible que el magnate se comporte diferente como presidente que, como candidato, cierto, incluso sería lógico, pero aun así la apuesta fue demasiado arriesgada para un gobierno que está herido de muerte, faltando dos años de agonía.

Sobre el encuentro con Jóvenes, fue un ejercicio interesante, inédito, que debe ser replicado, sin duda, pero sin casting, los muchachos que preguntaron en el foro, eran pagados, vinculados al PRI, sus cuestionamientos resultaron patéticos, hasta cínicos, confirmando que Peña está muy lejos de la realidad, vive en su propio mundo.

Los cuestionamientos vía redes sociales fueron interesantes, pero al no contar con derecho de réplica se quedaron en el limbo.

Triste semana para un hombre que comenzó su administración prometiendo reformas el país, moverlo, y terminara entregando una nación fragmentada, cansada, molesta, frustrada, y ahora sobajada.

 

¡COMPÁRTELO!