web
stats
BLOG: Red AM
Red AM
Red AM
1110 AM
Enero 28, 2019

¿Qué son los equinoccios y solsticios?
Publicado: Enero 28, 2019

En el hemisferio Norte ya comenzó el invierno, una de las cuatro estaciones que existen en zonas templadas. Creer que se deben al cambio de distancia entre la Tierra y el Sol es un error.

Nuestro planeta se encuentra en el punto de su órbita más lejano al Sol, el afelio, cuando comienza el verano en el hemisferio Norte y en el perihelio, punto más cercano al Sol, cuando empieza el verano en el hemisferio Sur.

Las estaciones se producen debido a la inclinación del eje de la Tierra respecto al plano de su órbita y a su movimiento alrededor del Sol en una trayectoria elíptica.

Los rayos solares inciden sobre las distintas latitudes de nuestro planeta con diferente inclinación a lo largo del año, originándose así las estaciones astronómicas.

Los comienzos de la primavera, el verano, el otoño y el invierno son fenómenos astronómicos que se repiten anualmente, fácilmente observables.

Nuestro planeta está animado por los movimientos de rotación alrededor de su eje y de traslación alrededor del Sol, describiendo una órbita casi circular, a una distancia media de aproximadamente 150 millones de kilómetros del astro rey, en 365 días y 6 horas.

El Sol describe un movimiento aparente en la esfera celeste sobre un círculo máximo llamado eclíptica y moviéndose hacia el Este un grado por día, proyectándose sobre las doce constelaciones del Zodíaco. Esta es la manera en que percibimos la traslación de la Tierra a su alrededor, desde la superficie de nuestro planeta.

Durante el año varían los instantes de salida y puesta del Sol, así como su posición en el horizonte. Se representan por el azimut de salida o puesta, ángulo medido sobre el horizonte de Norte a Este hasta la vertical al Sol.

Aunque sabemos que el Sol sale por el Este y se oculta por el Oeste, esto solo sucede con exactitud los días de los equinoccios de marzo y septiembre.

Podemos comprobarlo viendo la salida o la puesta del Sol desde la ventana de nuestra casa y marcando la posición del astro en algún punto de una montaña lejana, en distintas fechas del año.

Etimológicamente, equinoccio proviene de las palabras latinas aequus, igual y nox, noche; significa “noche igual”. Durante este fenómeno, el movimiento aparente del Sol hace un recorrido sobre la Tierra, iluminando ambos hemisferios por igual, momento en el cual el día y la noche son iguales en todo el mundo, con una duración de 12 horas cada uno.

En los equinoccios, el círculo que divide el día y la noche pasa por ambos polos y sigue exactamente un meridiano terrestre, por lo que quienes viven en puntos con la misma longitud, al Norte o al Sur, verán la salida o puesta del Sol al mismo tiempo.

El equinoccio es cualquiera de los dos momentos del año en los cuales el Sol cruza el Ecuador para pasar de un hemisferio al otro y también cada uno de los dos puntos de la esfera celeste en los que la eclíptica corta al ecuador celeste. Se llaman respectivamente punto vernal o Aries y punto autumnal o Libra.

Del 20 al 21 de marzo sucede el equinoccio de Primavera y del 22 al 23 de septiembre, el de Otoño. Esto se verifica anualmente y marca los cambios de estación.

El equinoccio es un momento y no un día entero. Varía cada año, debido a los ajustes de fechas para la inserción de años bisiestos, pero el instante preciso puede calcularse con exactitud.

Es el momento del año en que los días tienen una duración igual a la de las noches en todos los lugares de la Tierra, excepto en los polos.

A partir de cada equinoccio, inicia un proceso en el que la noche o el día extienden su número de horas. En el otoño, la fuerza veraniega de la luz solar disminuye y las noches extienden paulatinamente su duración.

Debido a la inclinación de la Tierra, los equinoccios señalan el inicio de estaciones opuestas en los dos hemisferios terrestres. Mientras los habitantes del hemisferio Norte reciben a la primavera, en el hemisferio Sur comienza el otoño.

Los solsticios son los momentos cuando el punto de intersección de la línea que une el centro de la Tierra con el del Sol alcanza su mayor latitud.

Alrededor del 21 de junio se produce el solsticio de verano boreal o de invierno austral, cuando el Sol ilumina más directamente el hemisferio Norte.

Sus rayos caen perpendiculares sobre el paralelo 23.5º Norte, llamado Trópico de Cáncer, porque hace 4,000 años el Sol tenía como fondo las estrellas de Cáncer.

Actualmente ya no se encuentra en esa constelación durante el solsticio de junio, ni tampoco en la vecina Géminis, lo que ocurrió durante los últimos 2 000 años.

Está moviéndose hacia la constelación de Tauro y se dirigirá hacia ella durante los próximos dos milenios. Por tal razón, en el futuro sería mejor llamarlo Trópico de Tauro.

En la región comprendida entre el Círculo Polar Ártico y el Polo Norte, el Sol permanece sobre el horizonte todo el día, por lo que se le llama Sol de Medianoche; mientras tanto, el Polo Sur está en sombras.

Seis meses más tarde, cerca del 21 de diciembre, se produce el solsticio de invierno boreal o de primavera austral, cuando el Sol ilumina más directamente el hemisferio Sur.

Sus rayos caen perpendiculares sobre el paralelo 23.5º Sur, llamado Trópico de Capricornio, porque hace 4 000 años el Sol tenía como fondo las estrellas de Capricornio.

Actualmente el solsticio ocurre en la constelación de Sagitario, donde ha estado durante el último milenio y seguirá al menos otros 500 años.

En la región comprendida entre el Círculo Polar Antártico y el Polo Sur, el Sol permanece sobre el horizonte las 24 horas del día, mientras que el Polo Norte permanece en sombras.

El día del solsticio de junio es el más largo del año en el hemisferio Norte. En lugares como Madrid y Nueva York, dura 15 horas. En los trópicos la diferencia no es tan marcada; por ejemplo, en San José, Costa Rica, dura 12 horas 40 minutos, tan solo 1 hora 10 minutos más que su día más corto.

El día del solsticio de diciembre es el más corto del año en el hemisferio Norte, de 9 horas y 20 minutos para lugares en una latitud de 40° Norte, mientras que en los trópicos es de 11 horas 30 minutos.

Este año, el solsticio de invierno en el hemisferio Norte y de verano en el hemisferio Sur fue el pasado viernes 21 de diciembre a las 16:43 horas (Tiempo Central de México).

¡Bienvenido el invierno!

 

Investigación y guión: Conti González Báez

¡COMPÁRTELO!