web
stats
Lunes a Viernes de 10:00 a 12:00
BLOG: La Red con Jesús Escobar
Red AM
Red AM
1110 AM
Noviembre 14, 2016

Y que Gana Trump…
Publicado: Noviembre 14, 2016

La victoria de Donald Trump nos dejó perplejos a muchos, un hecho que pocos muy pocos pensaron que era posible. ¿Por qué ganó? ¿Cómo? ¿Qué repercusiones habrán para México? ¿El racismo, la xenofobia son los valores de la sociedad norteamericana?

De entrada, la llegada del magnate a la Casa Blanca se debe a un error garrafal del partido demócrata y su candidata Hillary Clinton, un error que fue anunciado desde hace varios meses por el documentalista Michael Moore, su desconocimiento del pueblo que quieren gobernar, pensar que todo es California o Nueva York. No entender la frustración, de un sector poblacional ubicado en los estados del centro y sur, afectados por un nulo crecimiento en la administración Obama.

Muchos blancos perdieron su empleo a raíz de que las fabricas manufactureras dejaron sus estados para venirse a México, lo que generó un enojo con autoridades y de paso con nuestro país y su comunidad en EUA.

De nada sirvieron las campañas por misógino. Los discursos del propio Trump para tirarlo, por una sencilla razón, la gente está harta de todo lo que signifique lo mismo de siempre, ¿se puede considerar a los votantes idiotas por eso? No lo creo más bien habría que cuestionar a Clinton y su partido por su falta de sensibilidad y visión.

Mucho se puede argumentar si el FBI, si el machismo, si el racismo, el voto oculto, pero la realidad es que se cometió el error más común, pero no por eso menos grave, de los políticos en general el alejamiento de la realidad.

40 por ciento de las mujeres voto a favor de un hombre acusado de agredirlas, 30 por ciento de latinos apoyaron el discurso que amenaza con expulsar a los migrantes. Todas las encuestas fallaron, ¿Por qué? Porque no miden el momento que vive, padece el ciudadano.

Ya instalado en la Casa Blanca, ¿Qué puede hacer Trump? a diferencia de México, en el vecino del norte no existe el presidencialismo, la constitución de EUA, otorga poder al legislativa, judicial y a los estados para lograr un contrapeso que combata a un líder mesiánico, sin embargo…

Trump es un populista sin demasiadas convicciones ideológicas que actúa guiado por una intuición pragmática, Hay muchas cosas que prometió que no podrá realizar, algunas por costosas, otras por inviables, y porque los senadores y representantes se lo van impedir sin importar si son del mismo partido. Incluso la misma suprema Corte de Justicia.

Pero hay otras que no necesitan el permiso de nadie, ahí está la preocupación, porque involucran el cambio climático y sobretodo migración. México será la piñata de esta administración, los indocumentados la población blanca para justificar errores y fortalezas.

Este domingo el presidente electo, dijo que entre dos y tres millones de inmigrantes indocumentados serán deportados en los primeros días de su gobierno. Este será su legado, aun antes de iniciar la legitimación del odio, del racismo, de la xenofobia, está bien ser racista porque el presidente lo es.

Hay un temor mayor al mediático personaje, el grupo que lo rodea, Mike Pence, ChriS Christie, Newt Gingrich, Rudolf Giulianni, son parte de una derecha ultraconservadora, enemigos de las libertades, de la migración, los derechos de mujeres y homosexuales.

Para tener una idea de lo que representa Mike Pence basta con observar su trayectoria. En Indiana impulsó una ley de Restauración de la Libertad Religiosa para poner todas las dificultades posibles a las mujeres que quisieran abortar y a los homosexuales que se quisieran casar. Que sea religioso no garantiza su misericordia.

El partido republicano, el partido que abolió la esclavitud, el partido de las ideas tiene un reto para recuperar sus principios, alejarse de los evangelistas, de los racistas, de los supremacistas blancos mientras se encuentra en el pináculo del poder. Mientras el demócrata tiene que ser autocritico, entender su alejamiento de la sociedad, su cercanía al poder, lo perdió…

México debe fortalecer su mercado interno, ese es el camino, dejar de depender tanto de EUA y llevar a cabo acciones que permitan ser competitivos, atractivos a los inversionistas, combatir la impunidad, respaldar el estado de derecho, y no solo pedir buenas vibras señor Peña Nieto.

Todos los analistas han dicho la solución o la mejor forma de enfrentar el Trumpismo, es mirar hacia adentro, y la unión como país, no comprarles nada, no ir de vacaciones, no abarrotar sus malls, mostrarles la importancia, el peso económico que tenemos.

Hay un libro llamado ¨México por Asalto¨, donde se denuncia como la desunión fue el factor clave para perder la mitad del territorio, como la traición de militares, políticos, la iglesia, abrió la puerta para el mayor robo de la historia. Bueno nuevamente ante una embestida de esta naturaleza de un país cuyo ejercito nos rebasa en todo, es la unidad, y no el malinchismo, no la traición que nos ha caracterizado desde nuestra formación.

 

¡COMPÁRTELO!